Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2015-06-11
Medio: El Mercurio
Sección: Editorial
Página(s): A3
Centimetraje: 15.0 x 17.0 cms
Crisis en el sector salud
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
Ya no queda duda alguna de que una de las áreas más importantes para la población, la atención de salud, atraviesa por una crisis profunda. Han sido las propias autoridades del sector las que lo han hecho presente. Desde la directora del Fonasa, que afirmó que se ha generado "una tormenta perfecta" en el sector, hasta la ministra de Salud, quien ha dicho "no vimos el peso pesado que se nos venía", hoy todos están contestes en que el Gobierno debe reaccionar con rapidez. Las condiciones están dadas no solo para que se deje de cumplir el programa de gobierno, lo que ya se reconoce como un hecho, sino que crecen las posibilidades de que se produzca una suerte de colapso de los sistemas de atención a la población. Las altas deudas de los hospitales, la falta de médicos generales y de especialistas y las crecientes listas de espera por plazos francamente increíbles obligan a pensar en que "la debilidad de la gestión estatal", como la calificó la Presidenta Bachelet, está también manifestándose en la atención normal y rutinaria de la gente más modesta.

A estas difíciles condiciones se ha agregado la demanda de cumplir con un programa muy exigente de construcción de hospitales, de reformar al sector privado, que ve perder miles de millones de pesos en litigios judiciales que van a alimentar a estudios de abogados en lugar de destinarse a la salud, y ahora, de enfrentar los paros y amenazas de paro de parte de los funcionarios. La ministra que está a cargo del área no pertenece a ningún partido político y esa independencia le resta apoyo para enfrentar sus dificultades. Al parecer, en el gobierno de la Nueva Mayoría no basta con ser un buen técnico, capaz de dirigir equipos de enorme complejidad, si no se cuenta con uno de los partidos políticos que defiendan dicho trabajo de los otros integrantes de la misma coalición. Las críticas implacables contra una subsecretaria provienen siempre de los militantes de otros partidos oficialistas, jamás de su propio partido ni menos de la oposición, que no parece demasiado interesada en estos temas que son más bien de la incumbencia de los propios afectados, los chilenos comunes y corrientes.

Los analistas y expertos del sector han celebrado que la ministra no critique a sus antecesores, pues todos se dan cuenta de que los problemas se originaron antes de que ella fuera nombrada en el ministerio. Quizá a estas alturas la única salida para la crisis sea hacer reformas urgentes que permitan una mejor administración y retomar el compromiso de construir hospitales. Para liberar a las autoridades de modo que puedan dedicarse a la atención de los problemas urgentes, debería volverse a la concesión de hospitales, pues todo indica que es un camino más realista que simplemente continuar voceando aspiraciones de construirlos desde el Ministerio de Salud. Si ha habido dificultades en proyectos anteriores, ello se ha debido a la resistencia de los grupos de interés que han capturado a los servicios de salud. Pero tales resistencias deberían examinarse y reconocerse, y una vez que se hayan estudiado bien, no tendrían por qué no ser resueltas. Si a los trabajadores se les asegura una solución a sus problemas, como se hizo en los puertos o en otros sectores en su momento, las concesiones de hospitales podrían dar un alivio importante a las tribulaciones de las autoridades de salud.

El sector salud tiene un impacto político no despreciable, pues condiciona a la opinión pública en un tema en el que toda familia se forma una impresión por experiencia directa. Por este motivo se esperaría una actitud más decidida del Gobierno para enfrentar las dificultades; sin embargo, aunque se ha hecho suficiente autocrítica, no se advierte el diseño de un camino de salida.
Recuadro :
Aunque se ha hecho suficiente autocrítica, no se advierte el diseño de un camino para enfrentar las dificultades.
 
Ampliar Imagen
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews