Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2015-06-24
Medio: El Diario Financiero
Sección: Empresas
Página(s): 9
Centimetraje: 12.0 x 25.0 cms
MIGUEL CHAVES, ABOGADO DE CHAVES, AWAD, CONTRERAS Y SHURMANN
"Las razones del voto de mayoría se advierten, por ahora, menos claras que las del voto de minoría"
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
-¿Cómo interpreta el veredicto?

El veredicto es o debiera ser un indicio acerca de las razones que serán desarrolladas en la sentencia definitiva...Sin perjuicio, delinea algunas cuestiones de interés.

-¿Cuáles son esas materias?

-Primero, la excepción opuesta por algunas defensas. La decisión unánime del tribunal se inclina por estimar que en sede administrativa y en sede penal se juzgaron las mismas conductas, aunque se juzgó a diversas personas. Por ello, la alegación no podía ser acogida. Por contra, esta decisión podría indicar que tal excepción debe ser acogida en caso que se juzguen iguales conductas respecto de las mismas personas. Por otro lado también está el tipo penal, su vigencia y sus elementos o alcances. El veredicto, unánimente, se inclina por estimar que el artículo 285 es ley vigente en nuestro país. La diferencia entre la decisión de mayoría y el voto de minoría es, aparentemente, que para la primera las conductas llevadas a juicio, pudiendo ser reprochables, ora no están contempladas o englobadas en el tenor literal, ora no lograron ser acreditadas, cuestión que sólo quedará aclarada en la sentencia. En tal sentido, las razones del voto de mayoría se advierten por el momento menos claras que las del voto de minoría.

¿Por qué en este juicio se absolvieron a los involucrados, aun cuando las empresas fueron declaradas culpables en el juicio por libre competencia?

Las razones son variadas. Las personas juzgadas en ambos juicios son diferentes. En el juicio ante el TDLC se juzgó la conducta empresarial de personas jurídicas y en el juicio penal se juzgó a personas naturales. Sin embargo, como lo dice el veredicto, son los mismos hechos. Por ello, las razones de fondo tendrían que buscarse en la diferencia de los estándares probatorios que se exigen en las sedes penal y administrativa o bien en una interpretación del art. 285 del Código Penal. En la sede penal hay mayores exigencias, lo que incluso puede ser advertido como razón en la absolución de algunas personas contenidas en el voto de minoría.

A su juicio ¿qué precedente sienta este veredicto ?

En Chile no hay precedentes en sentido estricto...hay que esperar a leer la sentencia para tener una respuesta más adecuada y esperar también a lo que pueda suceder en un eventual recurso de nulidad. Si la sentencia se pronuncia claramente acerca de que la colusión no está contemplada en la norma del artículo 285 del Código Penal, si eso no es alterado por la Corte de Apelaciones o la Corte Suprema, simplemente implica el estado de cosas que la Ley 19.911, promovida por Ricardo Lagos en los años 2002 y 2003, quiso introducir en el derecho chileno: que la colusión es un ilícito administrativo pero no un delito.
 
Ampliar Imagen
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews