Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2015-07-31
Medio: La Tercera
Página(s): 7
Centimetraje: 17.5 x 15.0 cms
Inconveniente reforma al sistema Isapres
El Ministerio de Salud insiste en proponer cambios que ya han sido cuestionados por sus efectos desestabilizadores.

Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
LOS CUESTIONAMIENTOS básicos a las Isapres derivan de que estas tienden a diferenciar primas según los costos de salud de cada afiliado, los que varían según sexo, edad y estado de salud. Así, ante cambios en su condición de salud, los afiliados se ven enfrentados a mayores costos de su seguro. Frente al aumento en las primas, los afiliados han buscado impedirlos, exitosamente, a través del sistema judicial, creando un cuadro de incertidumbre para las Isapres. Los problemas objetivos que derivan de la forma de tarificación de estas instituciones se ven magnificados por la crítica al sistema, por parte de quienes postulan que la base para la protección de la salud de la población deberían ser seguros y prestaciones de salud ofrecidos por entidades estatales. El Congreso, a su vez, ha sido negligente en resolver legislativamente el vacío generado por estos fallos.

En este contexto, sin embargo, las Isapres cuentan con el apoyo de una población afiliada temerosa de quedarse sin más opción que el sistema de salud estatal, caracterizado por una calidad deficiente y tiempos de espera incompatibles con la protección de la salud. Hasta ahora, las dificultades que derivan de la forma de tarificación de las Isapres, junto a la resistencia a depender del Estado para la atención de salud, han mantenido el sistema privado tensionado, sin que se hayan formulado soluciones capaces de resolver los problemas existentes sin poner en riesgo la existencia de seguros privados de salud.

En este contexto, la ministra de Salud ha dado a conocer elementos de un nuevo plan de reforma a las Isapres. Entre sus contenidos, hay algunos aspectos potencialmente positivos y otros negativos, pero en lo grueso la iniciativa revive intentos previos de reforma que han enfrentado objeciones por sus efectos desestabilizadores del sistema. En esencia, se busca establecer una tarifa única aplicable a todos los afiliados a Isapres, sin diferenciar por sexo, edad o condición de salud. Para esto se consolidarían los aportes por concepto del 7% de las remuneraciones de los afiliados (con algunas deducciones) en un fondo que los redistribuiría entre dichas instituciones según los costos de salud de los afiliados de cada una de ellas. No queda claro cómo se evitaría una masiva migración desde Fonasa a las Isapres de personas con alto costo de salud, que vendrían a beneficiarse de la prima más accesible, en un sistema de muy superior calidad.

De hecho, es parte central de la propuesta la eliminación de exámenes de salud para ingresar a las Isapres. Dada la amenaza que la propuesta envuelve para la viabilidad de dicho sistema, es esperable que, una vez más, enfrente resistencia de estas entidades y de aquella población que valora su existencia a pesar de sus problemas, que en todo caso son menores respecto del sistema público.

En principio, se puede reformar el segmentado sistema actual de seguros de salud, creando un sistema unificado, donde podría aplicarse una tarifa única que no diferencie por condición de salud. Pero para hacer compatible ese sistema unificado con la eficiencia que demandan los actuales afiliados a las Isapres, debe considerarse la participación de entidades privadas, en competencia con las entidades estatales, en todas las funciones del sistema. Sin condiciones hoy para una reforma de este tipo, y persistiendo el sesgo ideológico contra el sector privado, lo probable es que la reforma a las Isapres vaya a seguir pendiente.
 
Ampliar Imagen
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews