Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2015-09-27
Medio: El Mercurio
Sección: Editorial
Página(s): A3
Centimetraje: 14.0 x 18.0 cms
Los médicos y el sistema de salud
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
El presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, ha señalado que existe un malestar entre los usuarios de los servicios públicos de salud, que ha terminado por traspasarse a los médicos. "Se ha producido un quiebre entre el paciente y el equipo de salud", dijo y agregó que era un asunto que preocupa profundamente a los profesionales, porque si no hay confianza entre el paciente, los familiares y el médico, resulta casi imposible otorgar un servicio apreciado por la población. La situación ha llegado a tal extremo que se han producido agresiones a los profesionales de parte de los enfermos, dejando a veces con lesiones graves al médico por la indignación que se apodera de la persona que se siente maltratada por el sistema.

Llama la atención el doctor Paris sobre la excelencia de los índices sanitarios que exhibe con orgullo el país, que no se correspondería con el ánimo exaltado que suele verse en los consultorios. Pero los buenos indicadores no son el resultado de la atención médica, sino más bien del grado de desarrollo general del país. Si los niños hoy no mueren por diarreas infantiles, se debe en buena medida a los sistemas de agua potable, las viviendas bien construidas, los sistemas de alcantarillado y una alimentación razonable de las familias.

Los problemas hoy son otros. La salud depende más que en otros tiempos de los estilos de vida. La alimentación, la actividad física o el sedentarismo son los que impactan el estado de salud de la población. La atención clínica que proveen los médicos es importante, pero no incide seriamente en indicadores de mortalidad, sino más bien en los de calidad de vida. La buena atención, el diagnóstico oportuno, la atención que resuelve un problema, son indispensables para que la población se sienta satisfecha. Lamentablemente, esa clase de servicio no es la que está recibiendo la gente común y de ahí la molestia con el sistema y con los médicos.

La mala relación entre médicos y pacientes puede tener un significado profundo, pues si se compara con lo que ocurre en el sector privado, puede resultar difícil para los profesionales continuar en el servicio público, donde no son apreciados, sino continuamente ofendidos. De ahí su creciente preocupación por una eventual desaparición de las isapres, que hasta ahora ofrecen buenas posibilidades de desarrollo profesional. Conservar ambos sistemas es una aspiración razonable para ellos y cuidar su buen funcionamiento es necesario. Por ello, para el dirigente gremial ha sido perjudicial la promesa de construcción de hospitales, suprimiendo las concesiones, lo que la ha hecho casi imposible de cumplir. Generar falsas expectativas es una manera de crear frustraciones.

El dirigente médico señala que el Ministerio de Salud se ha convertido desde hace varios años en una fuente de trabajo que se reparte según la influencia política y no por razones técnicas. Son cuestionamientos serios, que no provienen de la oposición política al Gobierno, pero que constituirán con seguridad elementos que habrán de tenerse en cuenta durante la próxima interpelación a la ministra de Salud.
Recuadro :
Es grave la apreciación de que el Ministerio de Salud se ha convertido en una fuente de trabajo que se reparte según la influencia política y no por razones técnicas.
 
Ampliar Imagen
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews