Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2015-10-11
Medio: El Sur _Concepción
Sección: Economía y empresas
Página(s): 8-9
BERNARDO FONTAINE Y JAVIER JAQUE PLANTEARON SUS DUDAS SOBRE LA LEY
Las correcciones que sugieren economistas a la reforma tributaria
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
JAVIER MARTINEZ GUTIÉRREZ
Desde que el gobierno anunciara la Reforma Tributaria (RT) y hasta que fue promulgada, sus cuestionamientos no han parado por diversas razones, entre las que se cuentan su poco equiparidad, su imposibilidad de aplicarla y que no fomenta el emprendimiento, entre algunas cosas.

El actual ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, incluso anunció ajustes, lo que algunos se atrevieron a decir una "reforma a la reforma". Aún así, las dudas siguen de varios sectores, entre ellos por parte del economista Bernardo Fontaine y del experto tributario Javier jaque, quienes entregaron a este medio su visión acerca de la ley.

CORRECCIÓN

El primero de entrada sostuvo que el país está bastante estancado económica y políticamente, producto en algo de lo que ocurre internacionalmente, pero también del mal diseño técnico y de la mala ejecución de las reformas que ha implementado el gobierno. Fontaine, quien lidera el movimiento "Reforma a la reforma", estuvo en Concepción para participar de un seminario que impulsó la Universidad del Desarrollo".

Afirmó que no están en contra de hacer reformas, pero piensa que la cancha es desigual, hay muchas cosas que corregir y mejorar. "Hay que hacer cambios que sean bien hechos".

A este momento se suma que los políticos no han dado el ancho. Sostiene que la ciudadanía se ha ido aburriendo de las mentiras, en forma de continuas y exageradas promesas de políticas públicas. Por ejemplo, este gobierno dijo que con la reforma tributaria (RT) se iba a arreglar la desigualdad y la iban a pagar unos pocos, pero "hemos visto que la pagamos todos y la desigualdad es mucho más profunda para que se pueda solucionar con una aspirina".

Además, señaló, el Ejecutivo indicó que con la reforma educacional (RE) se iba a arreglar la educación, cuando el problema que tiene es de calidad, la cual no tiene que ver con la propiedad de los colegios ni con que los institutos nacionales ni los liceos emblemáticos tengan o no selección, tiene que ver con los profesores, los currículum, y con una serie de otras cosas.

Y ahora, resulta que con la reforma laboral (RL) está prometiendo que se arreglarán todos los problemas de los trabajadores y la gente normal o los ciudadanos corrientes "como nosotros, sabemos que las cosas son difíciles, cuestan tiempo, esfuerzo solucionar las cosas, no basta con que un político llegue y nos prometa una varita mágica. Por eso nos sentimos parte de unos ciudadanos que queremos políticas públicas mejores y que las cosas de corrija, pero con verdad".

Entonces, para mejorar y salir del bajo crecimiento, Fontaine reconoce que no tiene la receta, aunque propone hablar con la verdad, pues, dijo, todos saben que el problema del financiamiento de las campañas no es tanto la forma en como se hizo, sino el no haber reconocido el hecho.

"Todos sabemos que el ex ministro Rodrigo Peñailillo y su lote juntó plata para la campaña de Michelle Bachelet, pero eso todavía no se reconoce. Además sabemos que el hijo de la Presidenta hizo un negociado y obtuvo un préstamo por el solo hecho de ser hijo de la mandataria, pero eso tampoco se reconoce. Lo mismo ocurre que hay parlamentarios de izquierda y de derecha que financiaron sus campañas de forma irregular y todos sabemos que las campañas requieren recursos, no somos ciegos ni ingenuos".

En el tema económico, cree que el gobierno tiene todas las herramientas para impulsar el crecimiento. El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, tiene la tarea central de sacar la economía del pantano en que "nos han metido". Para hacerlo, se debe hacer una corrección a la RT, de forma que esta no sea una piedra que entorpezca el crecimiento.

PROBLEMAS

En ese aspecto, lo ajustes que propuso el secretario de Estado son una mano de gato, porque no soluciona los problemas centrales y estos son varios. Primero es que la RT sigue golpeando el ahorro, que es la base de un futuro mejor. "Entonces, hay que asegurarse que la tasa de impuesto a las empresas, que son las que ahorran en Chile, no llegue a 27%, que quede en 25%, porque va subiendo en forma escalonada", consideró.

Como segundo punto, planteó que es importante que no se discrimine entre personas que ganan de distinta manera sus ingresos. Lo que hace la reforma es establecer, lo que técnicamente se llama un crédito contra el impuesto personal, por el 65% de lo que pagó la empresa. Es decir, cuando un socio retira plata de su empresa, puede descontar del tributo personal. Hoy es el 100% y por eso se llama parcialmente integrado y no totalmente.

El efecto de eso es una desigualdad, en que dos personas que ganan lo mismo van a tener una carga distinta. Por ejemplo, un profesional como empleado va a pagar un 20%, pero si se independiza, ganando lo mismo, el monto será de un 29,5% o un extranjero que invierte en Chile a través de un país que cuenta con doble tributación, va a cancelar 35% y si viene de un lugar que no tiene ese sistema, el cobro será de 44,5%. "Esa desigualdad tiene un mal diseño y lo que se debe volver a lo que hay hoy día, que es que el impuesto que paga la empresa se descuenta 100% lo que paga el socio, porque no es justo que un profesional que es empleado paga un impuesto y si se independiza pagará más. Eso es un golpe a los emprendedores, porque tendrán que pensarlo tres veces antes de iniciar su negocio porque corre más riesgo y tendrá que pagar más".

También planteó un tercer punto y que tiene que ver con las pymes. La RT, gracias al acuerdo tributario, que no lo contemplaba el proyecto del ex ministro Alberto Arenas, sino que fue algo que consiguieron en la negociación con el gobierno, en lo que se llamó la mesa técnica, es que las pequeñas y medianas empresas pueden pagara el IVA 60 días después respecto a la fecha que lo hace el resto.

Pero la ley, cuando se promulgó, estableció, según Fontaine, muchas condiciones a las pymes que pueden acogerse a esos beneficios. Esos elementos hacen que muchas de ellas queden fuera. "Por ende, hay que corregir la reacción de la ley, para que todas las pymes puedan legítimamente acogerse", subrayó.

SIMPLIFICAR

El ingeniero comercial y director del magíster en Tributación de la Universidad de Chile, Javier Jaque, quien estuvo en la semana en Concepción para participar del ciclo de Conferencias de la Cámara de la Producción y del Comercio para referirse a la RT, interpretaciones del SI1, cambios y novedades, reconoció que la RT sigue siendo difícil de aplicar y en realidad ese es el cambio que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, ha querido imprimir. "Esto busca como objetivo simplificar el sistema y efectivamente uno debe considerar que la reforma tiene a contar del 2017, porque no hay que olvidar que tiene un régimen transitorio que ya está en curso, los contribuyentes cambian completamente", adelantó.

Así, habrá que escoger entre dos nuevos regímenes, el A o B. El primero era el corazón de la RT, que es la renta atribuida, que es la empresa al generar la renta, se entendía todo consumido y se pagaba todo, que con eso partió y finalmente se cedió y se armó un sistema paralelo que es el régimen semiintegrado, que se pensó que era para las grandes empresas, pero se dejó lo atribuido para las pymes.

En ese escenario se había empezado a convivir, dijo el también socio de la consultoría tributaria EY Chile, no obstante, se hicieron anuncios respecto a la dificultad del sistema, logrando que el secretario de Estado anunciara cambios. Dentro de esas modificaciones, Jaque señaló que se espera tener un borrador a fines de noviembre.

Lo que se propondría es que los contribuyentes solo se puedan acoger al A, aquellos que sean empresarios individuales, de responsabilidad limitada o sociedades compuestas solo por personas naturales. "Eso circunscribe al régimen A a empresas más pequeñas. De esta manera, este sistema tendría un proceso de dedicación casi para las firmas de menor tamaño y de una u otra manera podría competir con el 14 TER, que es para las pymes", apuntó.

El régimen B se espera que afecte a todas las empresas en general.

DISTINTA
La RT, estimó, es muy distinta a como nació, a lo que existe hoy y como quedará, por ende, calificarla es complejo, aunque reconoció que tiene un grado de dificultad no menor. "Estoy sumamente de acuerdo a los comentarios relativos que es un sistema de alta complejidad, sobre eso no hay duda".

Al mismo tiempo de ser socio de EY, es director del magíster en Tributación de la Universidad de Chile y hasta hace poco era coordinador de pregrado, por ende, comparte lo que han sostenido muchos contadores auditores de que con esta RT han tenido que aprender todo nuevo. "Incluso estamos estudiando cómo acomodamos las mallas (curriculares) para los alumnos de pregrado, porque a diferencia del fenómeno que se vivió con la aplicación de los Ifrs (normas de carácter financiero-contable), cuando los conceptos antiguos quedaron fuera. El mayor problema de esto es que en materia de tributación lo antiguo seguirá funcionando, porque el FUT no desaparece, queda encapsulado y tiene un papel dentro de las empresas, pero se sobrepone este nuevo sistema y por ende se espera que los profesionales conozcan ambos".

Entonces, esto es lo más difícil que pueda existir, porque, consideró Jaque, mejor termina uno y se parte con el otro, pero no conviviendo los dos, algo que es
muy complejo.

En otro punto de la RT, y en eso coincide con Fontaine, es que no incentiva el emprendimiento, debido a que las utilidades van a tributar igual y de esta manera no incentiva a las empresas a volver a invertir sus ganancias. "Yo creo que ese es un mecanismo que ha perdido, que se está perdiendo y que resultaba realmente importante para todos", subrayó.

Remarcó que esta es una reforma recaudatoria, por lo tanto, con años distintos de la economía, se busca juntar más impuestos. Pero cuando era solo el régimen de renta atribuida, era fácil estimarlos, porque se entendía que todas la rentas de las empresas se consideraba consumida y, por ende, a todo se le aplicaba un 35%. "Si ese era el concepto, se sabía lo que se iba a recaudar, porque se modelaba con las bases de datos que tenía Hacienda, pero al cambiar y ceder al régimen B ya todo depende de un comportamiento de consumo, cuánto vayan a retirar las empresas y ahí esto empieza a aplicar más supuestos", explicó.

Así, primero hay que evaluar si se consumirá todo, porque bajo un comportamiento igual hasta se podría estimar, pero quizás el proceder cambiará con este nuevo apartado tributario. Por tanto, acotó, habiendo bajado la actividad productiva, naturalmente la recaudación disminuirá. "Vamos a tener que ver con qué base económica se hicieron los cálculos, a qué crecimiento se hizo y probablemente con esta cifra de 2% por años, probablemente no dé".

Algunos han pronosticado que el país crecerá en orden de ese número en los próximos años. De ser así, aventuró Jaque, los impactos en la recaudación fiscal serán tremendos, por lo tanto, no se debe descartar una nueva alza de tributos, "porque no podemos olvidar que el impuesto global complementario bajó a un 35% y si no dan los números es probable que algunas rebajas no va ser tal y desde esa perspectiva habrá que prepararse, pues el mercado económicamente es bastante dinámico. Chile no había tenido una reforma importante en los últimos 30 años".

De prosperar esta RT en régimen A, el B pasaría a ser el de todas las empresas y sin dudas el castigo del 35% de los créditos resulta altamente gravoso. Esto no aplica para contribuyentes.
Recuadro :
"No podemos olvidar que el impuesto global complementario bajó a un 35% y si no dan los números es probable que algunas rebajas no va ser tal y desde esa perspectiva habrá que prepararse pues el mercado económica es bastante dinámico". Javier Jaque.

"Este gobierno dijo que con la reforma tributaria (RT) se iba a arreglar la desigualdad y la iban a pagar unos pocos, pero hemos visto que la pagamos todos y la desigualdad es mucho más profunda para que se pueda solucionar con una aspirina". Bernardo Fontaine.
 
Ampliar Imagen
Ampliar Imagen
Pie de Imagen :
Javier Jaque (a la izquierda) y Bernardo Fontaine dieron sus puntos de vista sobre esta ley. El primero planteó sus dudas respecto a la recaudación que se obtendría en un escenario complejo y el segundo cree que no resuelve la desigualdad y atenta contra el emprendimiento.
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews