Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2017-06-17
Medio: El Mercurio
Sección: ECONOMÍA Y NEGOCIOS
Página(s): B4
Centimetraje: 37x30 cms
Presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF):
Schulin-Zeuthen: "Estamos de acuerdo con los principios generales (de la ley de bancos), pero la implementación es fundamental"
Para el líder de las empresas del sector es primordial la ejecución de la normativa. "Si en algo se ha fallado con otras leyes (reforma tributaria y laboral) es en la implementación, que ha sido muy mala; y aquí los efectos no solo son para la banca, son para el país", advierte.
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
M. PAZ INFANTE y M. JESÚS COLOMA
Las últimas semanas han sido noticiosas para la banca. Hace unos diez días cayó el Banco Popular de España, justo cuando el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), Segismundo Schulin-Zeuthen, viajaba a Madrid para participar de una reunión Iberoamericana del sector. Al llegar al país europeo y pasar por el área de migraciones del aeropuerto, donde le preguntaron el motivo de su visita, el líder de la banca chilena se enteró de las malas noticias que afectaban al Banco Popular de España, situación que perjudicó al empresario local Andrónico Luksic.

Por su viaje, Schulin-Zeuthen no alcanzó a volar a Chile para estar presente en la ceremonia de presentación del proyecto que modifica la Ley General de Bancos, iniciativa que la banca venía esperando hace bastante tiempo.

En esta entrevista, aclara que "este proyecto no obedece a que existan problemas en el sistema financiero". Valora la iniciativa y asegura que "si bien hoy no existe ningún tipo de problema, nadie sabe qué puede suceder hacia delante, y es mejor tener una regulación que evite problemas futuros y plantee cómo resolverlos".

-¿Qué cosas positivas destaca de esta ley?

"Nos pone al día en el marco de las regulaciones internacionales. Eso es ventajoso desde el punto de vista de que Chile sigue siendo un potencial centro financiero, porque está de acuerdo con las normas más avanzadas. Permite a la banca chilena internacionalizarse y, en definitiva, están dadas las condiciones para que en caso que al algún día exista un problema haya una salida razonable no solo para el banco que está en problemas, sino que para que eso no implique un riesgo sistémico".

"Hay una serie de otras cosas que yo creo que es importante clarificar, como que los directores de un banco pueden serlo o tienen que dejar de serlo si han sido condenados; antes bastaba con que existiera un juicio".

-¿Y en qué discrepan?

"Dijimos que era fundamental la independencia política y financiera de la Comisión para el Mercado Financiero. Respecto de la independencia política, el tema estaría bien resuelto, vía una participación del Senado y el nombramiento de cuatro consejeros, pero no está resuelto el tema de la independencia económica, y para nosotros este es un factor fundamental porque la comisión no puede estar capturada ni por el poder político ni por los regulados".

"Sería conveniente que se estableciera un presupuesto base para partir con la comisión y que se hicieran presupuestos plurianuales, quizás cada tres cuatro años, de tal forma de no estar en la discusión presupuestaria de cada año. Eso aseguraría independencia".

-Varios bancos chicos mostraban su preocupación porque fueran catalogados en la implementación de la misma manera que los bancos grandes. ¿Siente que el proyecto, como está planteado, es injusto con los bancos pequeños versus los sistémicos o eso ya se solucionó?

"Depende de cómo se van poniendo las exigencias de capital, claramente puede ser mucho más problemático para un banco chico emitir bonos perpetuos o acciones preferentes, con lo cual va a tener que reemplazarlos por capital fresco, y eso genera una situación compleja. La ley no nos puede llevar tampoco a una concentración del sistema, que es uno de los riesgos".

-¿Estos cambios podrían abrir la puerta a una mayor competencia en la industria?

"Deberían. No hay problemas de competencia. Al cambiar los ponderadores puede ser que haya bancos que decidan ser más activos en ciertos sectores, como en las pymes, como en el crédito hipotecario, porque obviamente el requerimiento de capital es menor. Desde el punto de vista del consumidor y sobre de todo de las pymes, que son las que dan empleo en el país, deberían tener una mayor oferta de crédito".

-¿En términos de usuarios, de clientes, qué efectos podría tener?

"Desde el punto de vista de los depositantes, da una mayor seguridad respecto de sus ahorros; y desde el punto de vista de los clientes, depende de qué clientes sean. Hoy los créditos a las pymes ponderan 100%; con Basilea ponderan 75%, por lo que debería haber un interés mayor de muchos bancos de focalizarse en un segmento como ese. Por los dos lados es un win win ".

-El ministro dijo que en la banca necesitaría unos US$ 2.702 millones ¿coinciden con ese cálculo?

"Esto depende fundamentalmente de los ponderadores, esa cifra se acerca mucho a lo que nosotros dijimos desde el comienzo, que eran US$ 2.800, pero ahí solamente estamos hablando de capital regulatorio. No estamos hablando de todos los del buffer contracíclico del riesgo sistémico. Es el desde".

Los desafíos de BancoEstado

BancoEstado será uno de los bancos que más capital requerirá con la implementación de esta ley: US$ 1.620 millones de capital a 2024.

Como ex presidente de la institución, Schulin-Zeuthen comenta los desafíos que enfrentará la firma estatal.

"BancoEstado obviamente tiene que hacer un esfuerzo importante de capitalización y ahí va a tener que ir por ley de presupuesto. BancoEstado tiene un impuesto especial, por consiguiente la capacidad de retención de utilidades, si se toma este impuesto especial de 27% de impuesto a la renta, su capacidad de retención de utilidades es limitada. Por otro lado, a BancoEstado le afecta mucho el hecho de que se cambie el tema de bonos subordinados y utilidades retenidas por instrumentos híbridos. Hoy BancoEstado debe estar, no he visto las cifras, al tope del uso de retención de utilidades, que es el 1,25% y de bonos subordinados".

-Definición de servicios mínimos en caso de huelga: "No se puede interrumpir la cadena de pagos"

La agenda del sector bancario no solo está marcada por la nueva ley que fortalecerá su regulación. Además, en el último tiempo, la industria ha estado alerta frente a la definición de los servicios mínimos en caso de huelga en el sector, por los riesgos que implicaría para la estabilidad del sistema y la atención a los clientes. "Lo que está claro es que no se puede interrumpir la cadena de pagos, y hay una serie de beneficios que son fundamentales para el desarrollo de la economía, que tiene que seguir
funcionando", subrayó el presidente de la Asociación de Bancos. Consultado respecto a qué es más importante para el sector; que la Ley de Bancos se apruebe pronto y bien o se cierre la incertidumbre por los servicios mínimos en caso de huelgas, Segismundo Schulin-Zeuthen aseguró que "son dos cosas bastante distintas". Sobre el tema laboral, afirmó que los trabajadores también entienden que esta definición es fundamental para d país. "Existe el ánimo de las partes de llegara buenos acuerdos", dijo.
Recuadro :
-''(Esta ley) permite a la banca chilena internacionalizarse y están dadas las condiciones para que, en caso de que algún día exista un problema, haya una salida razonable".

'-'Para nosotros este es un factor fundamental (la independencia política y financiera) porque la comisión no puede estar capturada ni por el poder político ni por los regulados".

'-'Si la economía no crece y le pido capital adicional a los accionistas, como no hay crecimiento y no tengo mayores ingresos, ¿cómo los convenzo? Por eso es tan importante la gradualidad".

SEGISMUNDO SCHULIN-ZEUTHEN PRESIDENTE DE LA ABIF

-Luksic y Banco Popular: con pérdidas de esa magnitud, "hay que hacer todas las gestiones para minimizar el daño"

El 7 de junio, declararon al Banco Popular de España como inviable e incapaz de pagar sus millonarias deudas.

Esto, luego de que la Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) visó en España la venta de la aproblemada institución a Banco Santander, por el precio simbólico de 1 euro ($753 chilenos, al valor de la paridad de ayer). Producto de la caída del Popular, sus accionistas perdieron las inversiones que habían realizado. Uno de ellos fue el empresario Andrónico Luksic, quien perdió unos US$ 100 millones, que invirtió hace tan solo un par de meses en la compra del 3% del Banco Popular de España. "La empresa está analizando posible apelación, convencida de que el banco tiene valor", dijo Luksic a través de su cuenta de Twitter.

El presidente de la banca, Segismundo Schulin-Zeuthen, aseguró que a pesar de que desconoce con qué información Luksic tomó su decisión, está en su derecho de apelar. "Cuando tienes pérdidas de esa magnitud hay que hacer todas las gestiones posibles para minimizar el daño", manifestó.

El líder del sector sostuvo que en el caso del Banco Popular, la autoridad supervisora no tomó las medidas a tiempo. "Se dejó que el banco continuara teniendo serios problemas, y no se tomaron las medidas que aseguran realmente la continuidad", afirmó.

Schulin-Zeuthen añadió que "hubo aumentos de capital de 300 mil accionistas que pusieron recursos y los perdieron porque la autoridad no hizo bien su trabajo y, segundo, porque el sistema de resolución europeo no tiene bien resuelto el tema de liquidez".

Sin embargo, destacó el trabajo de Santander, que permitió que las sucursales abrieran a las 9 de la mañana. "Aquí hay 15 mil empleados, clientes, depositantes y la cosa fluyó con una tremenda normalidad".



 
Ampliar Imagen
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews