Suplemento
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2015-05-30
Medio: La Tercera
Suplemento: Tendencias
Sección: SOCIEDAD
Página(s): 16
Centimetraje: 38.0 x 26.0 cms
La vuelta de los zapateros (as)
Más de una década después de que las importaciones se tomaran el mercado chileno, los diseñadores independientes le están dando un segundo aire al viejo oficio de hacer zapatos. Ese auge se puede ver este fin de semana en Ropero Paula, que congrega a muchas de esas marcas nuevas.
POR: C.Pérez
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
En una de las salas del campus Lo Contador de la Universidad Católica, la profesora Isabel Miranda dibuja un zapato en la pizarra y lo disecciona en partes, hablando de “punto derby”, “talón” o “escote”. Sus alumnas toman notas mientras observan hornas y cueros. Es una clase del curso Diseño y Construcción de Calzado, abierto por la UC a finales de 2013. “Acá puede venir cualquiera, incluso sin formación universitaria completa. Hemos tenido zapateros, diseñadores, escultores o médicos”, dice la profesora sobre el curso que dura un mes -36 horas de clases- y ya tiene unas 80 personas egresadas que pasaron por la prueba final: hacer su propio zapato.

La universidad le propuso dictar el curso frente al boom de diseñadores independientes que querían empezar a producir zapatos, pero tenían un pequeño gran problema: no sabían cómo hacerlo. ¿Quiénes se hacen cargo de su producción? Los viejos maestros zapateros. “Muchos de los que vienen al curso tienen un afán emprendedor. Llegan a perfeccionarse para poder supervisar mejor el trabajo que llevan a los zapateros, que son realmente los que fabrican”, aclara Miranda. Gracias a este entusiasmo, desde 2010 hay nuevas marcas de zapatos que se han ido haciendo un lugar con una apuesta apoyada en diseños exclusivos.

“La gente ya no busca más de lo mismo y el retail es eso: repeticiones de cosas que se hacen en el extranjero. Hoy se prefiere la exclusividad y comodidad. Y en este proceso se está valorando mucho más el diseño nacional”, explica Miranda. Al rescate de un oficio Muchas de las marcas independientes de zapatos que están dando que hablar están reunidas este fin de semana en la Feria Ropero Paula (en el Portal La Dehesa) y cuando se les pregunta a algunos de sus dueños por sus motivaciones para entrar en este negocio aparece la búsqueda de diseños con más identidad. “Cuando partimos –hace un año- lo hicimos porque nos gustaban los zapatos y porque queríamos hacer algo original. Encontrábamos que había poca variedad y calidad y muchas copias”, dice Valentina Morales, de Crimo Shoes.

Es una opinión parecida a la de Camila Herrera, de Camille Shoes: “Encontraba que todo estaba como demasiado hecho en China, desechable y recargado. Los zapatos te duraban seis meses y pasaban de moda. Quería rescatar el diseño más atemporal, algo bueno que te pueda durar años”. Los productores jóvenes se han acercado a los maestros zapateros generando una relación con beneficios recíprocos. “Nosotras siempre hemos trabajado con el mismo zapatero. Al principio sabíamos muy poco y él nos fue guiando sobre qué se podía o no hacer con los materiales. Hay un proceso de aprendizaje muy bonito e interesante”, dice Morales. Miranda explica que la gente que sabe hacer zapatos en Chile es más vieja.

¿La razón? La llegada, a principio de la década pasada, de la masificación en las importaciones y la invasión china. “Ahí se perdió una generación. Hubo un decaimiento de la actividad, los hijos de zapateros y las generaciones que venían se perdieron, se fueron para otras áreas”, dice la profesora. Los nuevos diseñadores justamente aprovechan las máquinas que quedaron del periodo anterior a la crisis para hacer sus zapatos.

“El 2010 empecé a buscar proveedores, maestros o fábricas. Ellos encontraban rarísimo que una marca chica los contactara, y que uno se preocupara del diseño o los detalles. Hubo que partir todo de cero, aunque ya estaban los maestros y las fábricas instalados de antes. Hoy, en cambio, ellos ya saben lo que una diseñadora sabe y qué es lo que le va a pedir, dice Mónica Infante, de zapatería Maestra. Infante explica que la mayoría de la producción nacional está en manos de marcas de retail y “el diseño independiente ocupa un espacio muy chiquitito en la industria. Pero nuestro aporte a la industria local está en la calidad de lo que se produce y en darle valor a eso”.
 
Ampliar Imagen
Pie de Imagen :
ZAPATERÍA MAESTRA

CAMILLE SHOES

NALCA

CRIMO

AURORA CONEJERO

VERÓNICA LEONTIC
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexCh@nnel